logo@2x

La Ayahuasca no es una droga. ¿por qué? Explicación

Estos dias he recibido algunas criticas acerca de la imagen que he publicado donde afirmo: «la ayahuasca no es una droga». La principal razón que dan es que en el diccionario pone que droga es todo aquello que «produce cambios psicológicos en el estado de consciencia». Según esa definición podriamos decir que la ayahuasca lo es. Es lo que en lingüistica se llama «denotación» que se refiere al significado de algo.

Estos dias he recibido algunas criticas acerca de la imagen que he publicado donde afirmo: «la ayahuasca no es una droga». La principal razón que dan es que en el diccionario pone que droga es todo aquello que «produce cambios psicológicos en el estado de consciencia». Según esa definición podriamos decir que la ayahuasca lo es. Es lo que en lingüistica se llama «denotación» que se refiere al significado de algo. Sin embargo está la «connotación» que se refiere al significado personal que cada uno le da o que el colectivo o la sociedad le da. Es decir el significado mental, el inconsciente. No el que está impreso en el papel.

Es ese significado inconsciente el que mueve las relaciones en el mundo sobre este tema y es ese el que podemos abrirnos a resignificar. Podemos resignificar la palabra «droga» o podemos resignificar la categoría en la que meter la ayahuasca, el bufo alvarius o el mdma que para mí son medicinas. Medicinas porque nos permiten acceder a experiencias de sanación, de liberación de las percepciones de nosotros mismos, la vida y de los otros que nos hacen sufrir. Una medicina es algo que sirve para que colaborarte a responsabilizarte de tu vida , de lo que sientes, piensas o vives. Una droga para es para evadirte de ella. En este sentido los llamados «medicamentos psiquiatricos» como ansioliticos o antidepresivos pertenecen más a la categoría de drogas que de medicinas. La ayahuasca es dificil de usar para evadirnos pero tambien puede usarse para crear imagenes distorsionadas de nosotros mismos tanto «misticas» como «chamanicas» y de otras indoles. Tambien el bufo alvarius algunas personas lo fuman porque quieren estar todo el tiempo fundidos con la totalidad y rechazan esta experiencia y el mdma ya hemos visto como usado en ambientes inadecuados puede servir como droga o evasor tambien. Sin embargo usadas en un entorno adecuado son maravillosas medicinas. En el caso de la changa o el dmt fumado existe mucha mas conducta compulsiva adictiva según lo que yo he visto.

Hablemos de la ayahuasca. No produce adiccion física y tampoco se conocen casos de adiccion psicologica o craving. Sin embargo algunas personas creen que la ayahuasca es la fuente de la sabiduría y le entregan el poder , dicen » la ayahuasca me dijo» como si fuera la planta la que les habla en vez de la Consciencia del Amor.

Tampoco es una droga porque no genera tolerancia fisica, es decir no tienes que tomar cada vez más dosis sino cada vez menos porque te sensibilizas más a ella.

Una droga destruye neuronas, sin embargo la ayahuasca produce neurogénesis, es decir, generacion de nuevas neuronas y por eso se usa en prevención de algunas enfermedades neurodegenrativas. Ademas no produce resaca como las drogas. No hay un «bajón químico» al dia siguiente, aunque hay personas que pueden vivir procesos de catarsis y liberación que son la consecución natural de lo que experimentan y comorenden cuando la toman el dia anterior.

No es un alucinógeno porque no produce alucinaciones que serian percepciones irreales de cosas con los ojos abiertos. Lo que produce son visiones que nos imagenes vividas con los ojos cerrados y sirve en muchos casos como desalucinógeno, permite que disolvamos alucinaciones como la percepcion de que «no somos dignos del amor».

Por todas esas razones para mi la ayahuasca no es una droga. De hecho que personas que quieren liberarse de adicciones a verdaderas drogas como la cocaina la toman para que les ayude en el proceso.

El DMT es uno de los principios activos de la ayahuasca y otros enteógenos. Se encuentra en la la lista 1 y es ilegal. El cuerpo humano contiene DMT por lo que como dijo Terence Mckenna, tu cuerpo y mi cuerpo son ilegales, y al ser tu cuerpo y el mio nosotros también somos «ilegales». El DMT se segrega en la glándula pineal y se ha descubierto que se libera en grandes cantidades en el nacimiento y en la muerte y en otros procesos espontáneos de meditación profunda o contemplación. En este sentido el cuerpo fabrica sus propios enteógenos. La expansion de consciencia produce enteógenos endógenos en el cuerpo y los enteógenos promueven la expansión a su vez. La Consciencia creó el cerebro y el cerebro apoya algunos procesos de la Consciencia.

Cuando nos damos un golpe el cuerpo segrega endorfinas que alivian el dolor, es decir, genera sus propias drogas o anestesias.

Por lo tanto este artículo es una invitación a transformar sobre nuestra percepción de la ayahuasca no tanto en el diccionario físico sino en el interno, pues es nuestro cambio de percepción interno el que transforma el mundo.

No expongo en este artículo una connotación negativa sobre las drogas en el sentido del diccionario, tampoco una condena ni mucho menos una actitud paternalista como la que ejerce el estado, tampoco estoy a favor de la guerra contra las drogas pues si terminara y se regularan o despenalizaran (como en el caso de Oregon en EEUU) mucho de ese dinero que se usa en perseguirlas podria invertirse en centros de sanación donde incluso de usen enteógenos como parte del proceso . Tampoco pretendo dar una connotación negativa a eso que llamamos «evasión» que es a veces necesaria y sana y es una forma de disfrute cuando no se vuelve algo compulsivo, patológico y disfuncional. Me refiero a que no es necesario que se vuelva una exigencia exasperante y autopunitiva la observación de nuestro interior y conductas.

De lo que hablo es de crear un movimiento de defensa de la ayahuasca ante todos los ataques de los que la critican sin saber que és y es que no conozco a nadie que haya vivido una experiencia profunda con ayahuasca y la llame droga precisamente porque su experiencia les ha dicho que es una medicina en el sentido de que nos colabora a disolver la idea de «soy un enfermo erróneo e indigno» y nos permite por su cualidad enteogénica abrazar nuestra humanidad desde lo divino y enamorarnos de la vida y del amor. Rios de ayahuasca corren por el mundo , cual torrentes agridulces de liquido marrón por las venas del planeta tierra llegando a los corazones de cada rincón del mundo. La ayahuasca viaja junto a otros enteógenos y entactógenos a la vanguardia de la transformación mundial hacia un mundo cada vez más pleno en el Amor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *