logo@2x

Flor

Desde pequeña fui muy curiosa e inquieta, recuerdo hacerle preguntas a mi madre sobre la tierra, el universo y la vida. Siempre me atrajo el misterio de la existencia.

Desde pequeña fui muy curiosa e inquieta, recuerdo hacerle preguntas a mi madre sobre la tierra, el universo y la vida. Siempre me atrajo el misterio de la existencia. Cuando me hacian esa pregunta “que te gustaria ser cuando seas grande” , les decia Arqueologa, amaba las civilizaciones antiguas y sus secretos. Al crecer todo aquello que sentia, mis ganas de explorar de desifrar esos misterios se fueron apagando. 

Despues de un largo camino, de experiecias vividas , una infancia violenta , adolecencia caotica y maternidad prematura lo cual me alejo de esa voz interna , de ese sentir, Alojandome en un lugar de indignidad, no merecimiento y culpa. He podido reecontrar aquello que en algun momento lejano habia sentido .

Todo comenzo cuando estudiaba consultoria psicologica . Mi ganas de ayudar era tan fuertes , pero al comenzar me di cuenta que esa ayuda me la tenia que dar a mi. No podia trabajar con otros si mis heridas seguian abiertas, en ese inicio hacia lo interno descubri esta maravillosa herramienta, Ayahusca, me parecia algo alucinante , las historias que escuchaba acerca de las experiencias, de alguna manera esa voz interna le atrajo nuevamente el misterio. Era inevitable volver.

hace casi 7 años me dedico a realizar retiros por todo el mundo , compartiendo estas maravillosas herramientas que han transformado mi vida, haciendome consciente del potencial que habita en mi y en todos los seres de esta tierra, acompañando desde la presencia amorosa, Sin invadir , respetando cada proceso y comprendiendo los tiempos naturales de cada ser que participa en nuestros encuentros.

Hoy no soy arqueologa desterrando vasijas antiguas , pero soy testigo del destierro de condicionamientos, creencias, dolores antiguos y libreaciones muy profundas. Y con un deseo esencial de reencotrarnos, volver abrirnos con amor y confiar en la vida.

Un comentario

  1. Hola Flor, al leerte me invade una cálida e inmensa emoción. Algunas de las emociones compartidas durante tu camino resonaron en mi. Mi emoción se despierta cada vez que escucho o leo una historia de superación ya sea por una carencia física o emocianal. porque estuve también en ese lugar. Reconozco en carne propia como se dice, lo que se siente en la lucha por superarte, le llamo superarse a ese trabajo interno que se elije hacer cada diaa por sanar, limpiar, desaprender y volver aprender, al principio se siente cono una destrucción total y como duele!! pero después llega la reconstrucción, el vivir desde otro lugar, desde la libertad y el amor propio y eso, el sentir la vida desde ese lugar, hace que valga la pena todo el dolor, todo el esfuerzo que llevo alcanzar ese lugar. Me encantaráa poder compartir algún día un retiro, una experiencia que nunca experimente.
    Estoy haciendo la carrera de Couseling y cada vez cree mas mi pasión por acompañar, estar cerca de aquellos que lo necesien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *