logo@2x

¿ SOMOS FLORESIENDO UNA SECTA?

Ayer la Brigada Antisectas de la Policía Nacional entró con 20 policías armados en un retiro en Berga (Barcelona), donde se estaba compartiendo ayahuasca, infiltraron a dos agentes como participantes en el retiro que en un momento pusieron una excusa para salir y coordinar la intervención con el resto de su equipo, buscaban la presencia de menores para usar eso como justificación y utilizan facebook para preparar sus acciones. Es la segunda intervención en un mes que realizan a un grupo que usa ayahuasca. Dado el enorme susto que puede producir para las personas que van a un retiro que entren un grupo de policías mientras ellos se encuentran en un momento terapéutico de apertura de corazón y expansión de consciencia en un entorno tranquilo , queremos dejar claros algunos puntos por los cuales nosotros no cumplimos con los criterios de una secta para así prevenir este tipo de posibles allanamientos violentos en busca de criminales o líderes sectarios que nosotros no somos.

Para comenzar no tenemos establecido ningún tipo de culto. No profesamos ninguna religión, no tenemos ninguna moral especial o extravagante y no estamos en contra del sistema establecido ni la vida en sociedad ni infundimos odio ni consideramos sano separarnos de ella. No consideramos que solo puedas encontrar aquí el amor y la comprensión que «allá afuera» no vas a encontrar. Somos conscientes que la espiritualidad puede convertirse en una cárcel tanto como cualquier otra cosa y por eso nosotros mismos exploramos la polifacética experiencia de la vida en su amplio prisma cotidiano.

No tenemos ningún líder o gurú al que adorar. Nos mostramos en nuestra más profunda humanidad tal cual somos, hablamos con naturalidad y humor de nuestras flaquezas y limitaciones precisamente para que las personas no nos idealicen y se generen las consecuentes dependencias o abducciones. Nos dejamos ver en todo ello con la misma fluidez con la que también expresamos nuestros logros, descubrimientos y comprensiones que sintamos que pueden ayudar o inspirar a otros. No somos chamanes ni pretendemos serlo, hemos recibido formación psicoterapéutica tanto Flor como yo que me gradué como psicólogo clínico con un postgrado en psicopatología, a su vez impartimos una formación desde nuestra experiencia a quienes quieren formar parte de nuestro equipo para que desempeñen su labor de una manera profesional como nosotros.

La palabra secta proviene de «seguir» y nosotros solo te apoyamos a que sigas tu corazón. No tenemos un «programa de liberación» al que tengas que someterte o inscribirte, hay personas que solo vienen una noche o dos noches a nuestros retiros y eso ya les supone encontrar la liberación o inspiración que necesitaban , todo ello nos supone una inmensa satisfacción pues nuestro trabajo está orientado a que las personas puedan comprender en menos tiempo lo que a nosotros nos llevo años y que puedan sobre todo establecer una relación cariñosa con ellos mismos.

No establecemos ningún tipo de culto a la ayahuasca, el bufo alvarius ni a cualquier otro enteógeno. No la llamamos «madre ayahuasca» ni «abuelita curandera» ni usamos expresiones del tipo «la ayahuasca me dijo» pues no consideramos a la ayahuasca como un espíritu o entidad vegetal inteligente sino como un simple catalizador de la propia sabiduría interna con la que cada ser humano cuenta adentro de si mismo. La ayahuasca permite experimentar esa capacidad en su máximo potencial para una vez descubierta en todo su esplendor la persona pueda vivir desde ella en su día a día. La ayahuasca no es la única manera de acceder a ella pero si es una de las más rapidas y efectivas , bastan solo una o varias sesiones y no son necesarias más ni tomarlas de por vida como por ejemplo los medicamentos antidepresivos que se venden en las farmacias. Los enteógenos los usamos como parte de un momento de autoterapia donde las personas pueden expandir su consciencia y comprender asuntos profundos de su vida. Durante estos procesos la persona está totalmente consciente, es por eso que se llaman estados expandidos de consciencia y no estados expandidos de inconsciencia. También la voluntad de las personas está preservada y no se producen estados de sumisión química como con drogas como la escopolamina. Precisamente uno de los usos de la ayahuasca y estos retiros es ayudar a que cada uno libere su voluntad de las cadenas de los miedos y las culpas con los que pueda estar atada para poder ser cada vez más libre de tomar decisiones no condicionadas por nada ni nadie sino desde la libertad espontánea de su ser.

No estamos a favor de separarnos de nuestros padres y familias de sangre, sabemos el dolor que eso supone porque lo hemos vivido cuando nos hemos confundido echándoles la culpa de nuestro sufrimiento en vez de responsabilizarnos de nuestras vidas y percepciones. Apoyamos siempre la comunicación y la reconciliación con ellos , pero también escuchamos a las personas que sufren por no poder cumplir con las expectativas que algunos de sus padres les exigen tanto como a los padres que sufren por sus hijos cuando sienten que no pueden ayudarlos o que no se dejan ayudar. Todo ello lo hacemos como parte del proceso terapéutico de reconocer a cada ser humano como un individuo único más allá de todo rol y con la consciencia de los movimientos que tiene toda reconciliación que vuelve a restituir el flujo de amor tan nutritivo que es sentirnos cerca de nuestro papá y nuestra mamá. La relación con los padres es fundamental en todo proceso psicoterapéutico.

No evadimos impuestos ni lavamos dinero. Estamos constituidos como empresa que declara fiscalmente sus actividades. Somos una sociedad limitada constituida por Flor y por mi que nos dedicamos a la organización de eventos de índole terapéutica y espiritual entendiendo la espiritualidad no como un dogma o estructura sino como una vivencia interna de cada persona, no en vano recientemente la Organización Mundial de la Salud (OMS) incorporó la «salud espiritual» como un aspecto fundamental junto con la salud física y psicoemocional.

No explotamos a la personas, si contratamos a una persona para traducir en nuestros eventos, cocinar , limpiar, grabar, cantar o cualquier otro tipo de actividad siempre preguntamos primero cuanto es lo que la persona considera que vale su labor y cual es el importe con el que se siente plenamente remunerado por su trabajo y eso es lo que respetamos pues tratamos a las personas con diginidad.

No tenemos establecidas férreas jerarquías de poder ni tenemos una estructura piramidal de venta de productos. No cobramos por las sustancias que usamos en nuestros encuentros que son solo un elemento de la labor que hacemos como equipo multidisciplinar que cuenta con facilitadores, psicólogos y médicos asesores. El precio de los retiros está destinado a cubrir costes de las instalaciones, sueldos del equipo, alquileres, publicidad, impuestos y el importe disponible de beneficio queda como inversión para la expansión de la escuela.

No estamos identificados con FloreSiendo como grupo cerrado, es decir, hemos fundado FloreSiendo pero no «somos» FloreSiendo, nuestra vida e identidad va mucho más allá de la escuela que hemos montado y es por ello que no nos enclaustramos dentro de ella ni invitamos a nadie a hacerla el motivo de su vida. Pero reconocemos que nos motiva mucho ver algo tan bonito crecer y ver el bien que le hace a las personas que acuden a nuestros eventos.

Por otra parte durante nuestros retiros no hay presencia de menores de edad. Esto no se debe al sentimiento de que estemos haciendo nada malo o insalubre que hayamos de ocultar, tapar o proteger a los niños de ello, si no están presentes es por razones estrictamente legales.

Ante cualquier posible investigación policial estamos dispuestos a colaborar totalmente en el proceso, las puertas de nuestra casa están abiertas y por eso no es necesario tirarlas abajo de una patada, si llaman a la puerta abriremos, sin gritos, empujones ni esposamientos o huidas frenéticas. No estamos haciendo nada malo, dañino ni ilegal y por ello pedimos ser tratados con respeto y dignidad sin alborotos al estilo «guerra contra las drogas» ni sensacionalismos en pos de salvaguardar a los niños que ya avisamos no hay. Valoramos y honramos mucho la labor de la policía en nuestro país y lo apoyamos con nuestros impuestos y nuestro respeto pero hay situaciones que considerariamos innecesarias e injustificadas de llegar a ocurrir, las sectas existen y nosotros no somos una. Si por hacer uso de nuestra libertad organizando estos encuentros somos atacados o acosados moralmente entonces es hora de plantearse si la secta no es la sociedad que ataca la libertad de expresión de sus ciudadanos. No creo que sea adecuado que cualquier denuncia subjetiva de una persona que envía un mail deba ser respondida de esta manera desproporcionada pues como ocurrió en Asturias donde 50 policias se pusieron a las órdenes de los juicios de un pastor evangélico y al final el caso se ha archivado al quedar en evidencia las hiperbolizadas exageraciones y juicios del ministro religioso. Pudiera llegar a convertirse incluso en un vehículo de encauzamiento del resentimiento y prejuicios de algunos individuos contra estos grupos. Algo parecido a lo que ocurría en España en la guerra civil cuando para que fusilaran a alguien a quien se odiaba con inquina e infundadamente solo era necesario acusarle de formar parte del bando contrario. Por lo tanto sugiero que se investigue tanto a los denunciados como también a los mismos denunciantes y que si estos acusan con intenciones destructivas a grupos de ser sectas que después se descubre que no lo son pues entonces que esas personas sean denunciadas a su vez por calumnias. La policía no puede convertirse en un títere de individuos denunciantes que viven en auténticas sectas mentales desde las que castigan a todo individuo o grupo que no vive o piensa como ellos.

A las personas que lo que más les exaspere y escandalice sean que utilicemos como parte de nuestra labor sustancias como la ayahuasca o el bufo alvarius es importante que sepan y se informen antes sobre ellas. Para empezar ninguna de ellas es ilegal en España, aquí tienen detallada exposición sobre ello: https://www.escuelafloresiendo.com/la-ayahuasca-no-es…/ Para más detalle pueden leer el libro del abogado Antonio Martín Pardo » El estatuto legal de la ayahuasca en España»: https://www.amazon.es/Estatuto-Legal…/dp/8413131332

Por otra parte la ayahuasca no es una droga para anestesiar el dolor o las emociones y evadirse de la realidad, más bien facilita que la persona pueda permitirse atravesarlo a la vez que está conectada con su capacidad de amar , por otra parte no produce tolerancia física como las drogas y tampoco ningún tipo de abstinencia. No destruye neuronas sino que produce neurogénesis y neuroplasticidad como se demostró en el hospital de Sant Pau en Barcelona con los estudios de Jordi Riba donde también de demostró que no es tóxica y que además facilita un barrido de toxinas mediante la purga, además no genera resaca ni bajón sino que la persona al día siguiente está en un estado contemplativo.

Existen multitud de estudios científicos que demuestran su inmenso potencial terapéutico que pueden encontrar compilados en el siguiente informe:

https://www.iceers.org/…/informe-tecnico-ayahuasca…/

Además un reciente estudio científico con una amplia muestra de población demostró como la ayahuasca no solo no es dañina para la salud pública sino que además las personas que habían hecho un proceso con ella puntuaban más alto en todos los indicadores de salud pública que los que no habían hecho un proceso con ella , pueden leerlo aquí: https://www.iceers.org/…/investigacion-ayahuasca…/ , nadie es mejor que nadie por tomar ayahuasca y tampoco por no tomarla, pero demostrar a la sociedad el potencial de su uso terapéutico que supera en mucho a todo el arsenal psicofarmacológico oficial y no ser estigmatizado o perseguido es casi tan difícil como salir de una secta…

Sergio Sanz Navarro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *